Ei’Ichi Miyazato (1922-1999)

Ei’ichi Miyazato (宮里栄一) nació el 5 de julio de 1922 en Higashimachi, Naha-Shi, el barrio más al Sur de la aldea de Kumemura, entre la avenida Nishishioboshio Dori al Norte, las vías del ferrocarril al Oeste, el gran Rio Kokuba al Sur y el Rio Kumoji al Este. (26°12’39.3″N 127°40’25.1″E)

La casa paterna estaba en un barrio rodeado de vías de ferrocarril, muy cerca del mausoleo de la casa de los Satsuma, dónde funcionó el centro de gobierno de la prefectura de Okinawa hasta 1920 y frente al que se hacía el tradicional “Naha no Dai Tsunahiki” (那覇の台綱引) en aquellos días.

Mapa de Naha cerca de 1930. Notar su importante trazado ferroviario.

Actualmente, donde estuvo la casa familiar, hay un estacionamiento de autos y por cierto, los ferrocarriles ya no existen en Okinawa.

En 1935, a la edad de 13 años, comienza a entrenar con su padre, un comerciante de la aldea de Kume, quien había sido alumno de Kanryo Higashionna.

Al cumplir sus 15 años, en 1937, el padre lo lleva con Chōjun Miyagi, famosísimo maestro de Kume, herboticario y dueño de dos barcos mercantes, quien también vivía en Higashimachi, muy cerca de las actuales ruinas de la estación ferroviaria de Naha y a muy pocas calles del puente de Izumizaki (泉崎橋). La familia Miyazato vivía a no más de trecientos metros de la herboristería de Miyagi Chojun.

Puente de Izumizaki

Ei’Ichi, un jóven muy inquieto y fuerte, además de su entrenamiento de Karate, también estudió Judo con Shoko Itokazu, un maestro local.

Durante la segunda Guerra mundial, Miyazato cumple servicio en Manchuria. Con la rendición del Japón en 1945, regresa a su querida Okinawa.

En 1946, a los 24 años, ingresa, por recomendación de Chōjun Miyagi, como docente en la Academia de Policía de Okinawa. Allí, ayudó a su maestro a enseñar Karate y Jūdō.

Después de la devastadora Batalla por Okinawa, Miyazato vuelve a su desolada tierra y, luego de unos años de duelo y reconstrucción, junto a Seikichi Toguchi, Meitoku Yagi, Eiko Miyazato (hermano de Ei’Ichi) y otros alumnos, consiguen un pequeño terreno, donado por el Dr. Jinsei Kamiya, cerca del Rio Asato en Tsuboya y construyen una pequeña casa de madera para el fundador del Goju Ryu. El Maestro lo había perdido todo durante la “Tetsu no Ame” o lluvia de hierro, como llamaron los pobladores al bombardeo desde el mar de los acorazados americanos.

Para el año 1949, Miyagi volvía a enseñar Karate en su humilde y nueva casa. Allí, en el jardín en “L” que se formaba alrededor de la vivienda, sus entusiastas alumnos volvían al rigor del entrenamiento, los sonidos de los pies en la tierra, los músculos en tensión, los “kiai” y la pausada práctica de los katas del Goju Ryu, que el Maestro exigía.

La casa de la familia Miyagi en Tsuboya. Dibujo de Teruo Chinen Osensei

En los días de lluvia, que en la isla tropical abundan, usaban un cobertizo improvisado con unas lonas que el ejército americano había olvidado cerca. Miyagi y sus jóvenes alumnos lo llamaban KOBAYA, fonética uchinanchu del inglés “Cover Yard”, jardín cubierto.

Con la muerte de su maestro en 1953, Ei’ichi Miyazato queda a cargo de las clases en el Dojo del Jardín de la familia Miyagi. Para ese entonces entre los alumnos que se reunían con frecuencia en la casa de Tsuboya estaban Meitoku Yagi, Toguchi Seikichi, Ei’Ichi Miyazato, Madanbashi Keiyo, Eiko Miyazato, Iha Koshin y otros.

Foto de 1951 en el jardín de la casa de Miyagi Chojun. Detrás del Maestro, parados de izquierda a derecha Miyazato Ei’Ichi, Meitoku Yagi y Seikichi Toguchi

En 1954, pasado el duelo, el ISHIGU o grupo de piedra, el núcleo duro de Tsuboya, se reúne nuevamente en el “kobaya” para volver a entrenar.

En 1955 los alumnos más antiguos deciden reunirse para definir quien continuaría como líder del grupo. Iha Koshin estuvo a cargo de tomar nota de lo hablado en la reunión. Ésta se realizó en un restaurant del barrio de Matsuo de Naha:

  1. El señor Nakaima (Genkai) sensei presidió la reunión.
  2. Explicó el estado actual del Dojo.
  3. Quería reconocer públicamente al sucesor de Chojun Sensei.
  4. Planteó la moción de recomendar a Miyazato Ei’Ichi como sucesor. Sólo una persona en la habitación se opuso. El señor Kin Miyagi (segundo hijo varón de Miyagi Chojun) fue llamado a dar opinión al respecto. El expuso que su padre hubiera estado de acuerdo con que Miyazato Ei’Ichi fuera el líder.
  5. Por este motivo la Goju Kai reconoce oficialmente a Miyazato Ei’Ichi Sensei como sucesor de Miyagi Chojun Sensei. Todos aplauden.

Goju Kai fue el nombre que se le dio en aquel momento a la organización fundada por los alumnos más antiguos de Miyagi después de su muerte. Nakaima Genkai y Madanbashi Keiyo sensei eran los mayores del grupo y ocupaban los cargos de Presidente y Vicepresidente de la organización.

(Nota: transcripto y traducido de la carta que le envió Iha Koshin Sensei a Chuck Merriman Sensei)

Algunos de los maestros del grupo Ishigu, los estudiantes más reconocidos de Miyagi Chojun.

Ei’ichi Miyazato inaugura su propio Dōjō en Asato, el Jundōkan, en 1957. Existe la creencia popular de que JUNDOKAN (順道館) significa “casa donde se siguen los pasos del padre“. Sin embargo la traducción no es correcta. Cuando vemos los kanji, el primero JUN (順) es idéntico al de ChoJun (長順), y es cierto que se refiere al fundador de Goju Ryu. Pero JUN (順) también significa obediencia, orden, justicia. JUNDOKAN es, por lo tanto, un juego de palabras: “la casa del camino de Chojun” o “la casa del camino de la obediencia (al Maestro) y la justicia (del Maestro)”.

¿No les parece que el juego de palabras es brillante?

El edificio original era de madera con techo a dos aguas y su puerta estaba orientada hacia el norte. No estaba exactamente donde se encuentra el actual Honbu Dojo sino en el terreno lindante.

Antiguo edificio del Jundokan en Asato (foto tomada por Mark Bishop sensei)

La Sra. Miyagi dona la estatuilla de la deidad china Busaganashi, protector de las artes marciales, como un signo de agradecimiento por mantener durante esos años el Dōjō del jardín activo. La estatuilla de madera adorna, hasta el día de hoy, el Shōmen del Jundokan desde el butsudan (仏 壇) dedicado a él.

Butsudan dedicado al Busaganashi en el Jundokan

Tambien le fueron donados por la viuda de Miyagi, todas las herramientas de Hojo Undo del “kobaya”.

Algunas herramientas de Hojo Undo pertenecientes a Miyagi Chojun, hoy en el Jundokan

En 1969 comienza la construcción de su nuevo Dojo. En 1971, el mismo año en que se retira de la policía, construye e inaugura el edificio que hoy conocemos como Jundokan So Honbu, un edificio de tres plantas con su casa en el tercer piso. Desde entonces pasó el resto de su vida enseñando Karate.

Edificio actual del Jundokan (Foto tomada por el autor en 2018)

Existe el rumor que su renuncia al cargo en la Policía se debió a un problema con algunos personajes asociados al bajo mundo con los que tuvo que lidiar. Luego de este suceso trabajó como Director de una pequeña empresa de transporte. Aún no había cumplido sus 50 años.

Jundokan So Honbu en la década de los ’70

En marzo del 1988, la Okinawa Gōjū-Ryū Karate-Dō Kyokai le otorga el rango de 10º Dan.

Ei’ichi Miyazato recibió varios premios por sus contribuciones a las artes marciales. Alcanzó el 7º Dan de Jūdō de Kodōkan y fue presidente de la Federación Okinawense de Jūdō. En 1998, recibe una mención oficial del Ministerio de Educación japonés.

Después de un largo período de enfermedad, muere el 11 de diciembre de 1999 en el Hospital de Naha. Tras su muerte, la Kodōkan le otorga el rango de 8° Dan de Jūdō.

Entre sus estudiantes más conocidos están:

Koshin Iha, Riyosei Arakai, Dr. Kanari Kenichi, Masanari Kikukawa, Tetsunosuke Yasuda, Omine Yoshihide, Teruo Chinen, Keikichi Nakasone, Seikichi Kinjō, Shinzo Chinen, Morio Higaonna, Yoshio Hichiya, Tetsu Minei, Nanko Minei, Ryosei Aragaki, Kiichi Nakamoto, Atsumi Iida, Koei Teruya, Shinichi Iribe, Kenei Shiabuki, Kosei Wakugawa, Haruo Kouchi, Teruya Saburo, Takeichi Sakima, Tetsu Gima, Tsuneo Kinjō, Kazuya Higa, Ryoichi Onaga, Yurio Nakada, Muramatsu, Anyu Shinjo, Mike Mancuso, Kenei Shimabukuro, Hiroshi Ganaha, Hisao Sunagawa, Kenei Shiabuku, Koei Teruya, Masaji Taira, Chuck Merriman, Bob Honnibal, Rony Kluger, Friedrich Gsodam, Paul Enfield, entre tantos otros.

Uno de sus legados, además de la calidad técnica y humana que supo transmitir a la mayoría de sus estudiantes, fue el libro publicado en 1978 OKINAWA DEN GOJU RYU KARATEDO, que cataloga los métodos de entrenamiento y los kata del Goju Ryu tal como él los aprendió de Miyagi Chojun.

Libro “Okinawa Den Goju Ryu KarateDo”

En el libro se ve la grandeza de Miyazato, no tanto por el contenido, excelente desde ya, sino por el gesto de incluir a alguno de sus alumnos en las fotos y en los díalogos. Sin lugar a dudas un libro que el practicante de Goju Ryu debe conocer.

En el prefacio del “Okinawa Den Goju ryu Karate Do” el maestro escribe:

“El verdadero valor del Okinawa-Te, ahora llamado Karate, es ampliamente reconocido y aceptado en todo el mundo. Su continua propagación en todo el mundo es una fuente de orgullo, tanto para los practicantes de Goju Ryu, como para Okinawa.

Ahora que el Karate ha cruzado fronteras y se ha extendido a todos los rincones del mundo, el número de practicantes ha aumentado enormemente. Estoy seguro de no ser el único quien cuestiona, si dejar que el arte se propague tan fácilmente es necesariamente algo bueno.

Hay una serie de problemas que surgen con la propagación del Karate. El aumento en el número de estudiantes inevitablemente resulta en una falta de instructores capacitados. Con esto, la calidad de la instrucción disminuye, y el arte se transforma en un deporte.

Tal transformación conlleva la pérdida de la esencia misma del Karate, se distorsionan los aspectos mentales y físicos del arte. Si el Karate sigue extendiéndose como lo ha hecho, es casi seguro que llegará un momento en el futuro, cuando tales distorsiones serán motivo de preocupación.

Goju Ryu Karate tiene sus raíces en el estilo Nanpa Shorinji de la provincia china de Fujian y por lo tanto, las técnicas del estilo son muy difíciles. Esto es a veces un obstáculo que se interpone en el camino de la instrucción y el aprendizaje de los practicantes menos avanzados.

Han pasado 25 años desde que Chojun Miyagi Sensei falleció y 25 años desde que abrí este dojo. Me siento presionado para enseñar a un estudiante a quien pueda confiar el arte del  Goju Ryu, que sea capaz de transmitir lo que creó Miyagi Sensei, sería de mi parte, una forma de devolverle el arte a él.

La clara visión de Ei’Ichi Miyazato y su profética sentencia, lo muestra como el Gran Maestro formador de Grandes Maestros que fue.

Ei’Ichi Miyazato en el Jundokan alrededor de 1985

Miyazato Ei’Ichi fue uno de los más Grandes Maestros de Karatedo de Okinawa.

Nuestro profundo reconocimiento a su labor y obra, y el compromiso de seguir sus pasos, promoviendo, difundiendo y practicando su KARATE, aquel que sólo se puede vivenciar en su casa, el JUNDOKAN SO HONBU y en las filiales alrededor del mundo.

El autor en las puertas del histórico Jundokan So Honbu

Bibliografía

Bishop, Mark D. “Okinawan Karate, teachers, styles and secrts technics”. Q&L publishers.

Camps, Hermenegildo. “Historia y filosofía del karate”,  editorial Alas.

Clark Mike. “The horse’s mouth”, interview to Ei’Ichi Miyazato, Tradicional Karate Magazine.

Habersetzer, Gabrielle; Habersetzer, Roland . “Encyclopédie technique, historique, biographique et culturelle des arts”, Amphora Editions

Kerr George H. “Okinawa, the history an island people”, Tuttle publishing.

Okinawa prefectural bureau of education signals.

Personal chat with witnesses 

Sakura. “Les styles du Karate”. N° 28, fevrier 2010. http://www.goshinbudokai.fr/styles.pdf

2 comentarios en “Ei’Ichi Miyazato (1922-1999)

  1. Pablo Scurzi Autor de la entrada

    Agradezco profundamente sus palabras.
    Un lector es como ese amigo lejano a quien se quiere abrazar y sorprender con palabras en una carta escrita a mano. Pero tambien es un “desafio”, pues nos vemos obligados a intentar a volverlo a sorprender.
    Gracias

    Pablo Scurzi

    Я глубоко признателен за твои слова.
    Читатель похож на того далекого друга, которого хочется обнять и удивить словами в написанном от руки письме. Но это тоже «вызов», потому что мы вынуждены снова его удивить.
    Спасибо

    Пабло Cкурци

  2. Армен Григорян

    ¡Muchas gracias por el magnífico artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.