El fin de Ryukyu

En 1372 China reconoce al Rey de Ryūkyū y a su reino como “Reino de Ryūkyū Chuzan O” (琉球国中山王「ちゅうざんおう」).

Aquellos que visitaron el Castillo de Shuri o se detuvieron a observar las fotos de la Sala del Rey, recordarán un hermoso cartel rojo y dorado sobre el trono real que decía 土世山中, que leído de derecha a izquierda dice Chuzan yotsuchi, o Mundo de las montañas del Centro.

土世山中

Chuzan o “montañas del centro” se refiere al reino medio, quien en 1429 logra unificar los tres estados en que la isla estaba dividida, Hokuzan (北山) al Norte, Chūzan (中山) y Nanzan (南山) al Sur. Estos eran conocidos como los Tres Reinos o período Sanzan (三山, Tres Montañas).

En septiembre de 1598 el Regente del Japón, Toyotomi Hideyoshi, muere repentinamente y luego de varias rebeliones para sucederlo, el 21 de octubre de 1600, Tokugawa Ieyasu vence en la batalla de Sekigahara y poco tiempo después es nombrado Shōgun del Japón.

En 1609 Tokugawa envía tropas a tomar Ryūkyū, como represalia a su negación a ser parte de la guerra contra Corea unos años atrás. El trabajo se lo encarga a la familia Shimazu del Clan Satsuma señores feudales de Kagoshima.

La ocupación se efectuó con rapidez, el 5 de abril, y la resistencia armada Ryūkyū fue mínima. Muy rápidamente el rey Shō Nei fue tomado prisionero y llevado, primero a la isla de Kyushu, y más tarde a Edo, la moderna Tokio, donde permaneció detenido dos años.

Sho Nei

Los próximos doscientos cincuenta años, Ryūkyū, se transformaría en un conveniente puente comercial entre China y Japón.

En 1868 se produce la revolución Meiji, el emperador recupera el poder en el Japón y comienzan unas series de reformas tendentes a modernizar y equiparar la sociedad japonesa con la europea, tomando como modelo la Prusia liberal de Guillermo II.

El impacto de esto en las Ryūkyū fue muy duro. Si bien al principio pareció que los japoneses serían tolerantes con las costumbres uchinanchu, poco a poco las empezaron a desdeñar y se prohibieron los tatuajes en las manos de las mujeres, el “katakashira” (カタカシラ) en los hombres (método de atar el cabello) y el uso del idioma característico de la isla: el uchina-guchi.

Katakahira, peinado típico de Ryukyu antes de 1868

En 1871 un barco de Ryūkyū fue arrastrado por una tormenta a Taiwan y todos sus tripulantes fueron asesinados en la playa. Este incidente le dio a Mutsuhito y su cohorte, la excusa perfecta para anexar Ryūkyū a su imperio como forma de protección.

En enero de 1872, Japón anexa Ryūkyū, como feudo de la recientemente establecida Prefectura de Kagoshima.

Esta decisión arbitraria e inconsulta del Emperador Meiji, le fue comunicada al Palacio de Shuri por nota firmada del canciller de Kagoshima, el señor Oyama. En este escrito además se exigía la presencia de una comitiva de Ryūkyū a Tokyo para ser “felicitados” por el Emperador por pertenecer al Imperio.

En Shuri se eligió a un grupo de cinco hombres, ellos serían los “Enviados de felicitación para la Restauración del Reinado Imperial”. La comitiva estuvo formada por: Shō Ken Ie Oji Chōchoku, (尚 健伊江 王子 朝直) quinto hijo del Rey Shō Kō y miembro de la familia Real; Shō Yūkō Ginowan Ueekata Chōho (向有恒 宜湾 親方 朝保, 1823–1876), alto funcionario del Sanshinkan; Kyan Chofu Peichin, mayordomo de la Casa Real (padre de Kyan Chotoku), Yasuda Peichin, intérprete y Yamazato Peichin, de quien no tenemos más información.


Ie Oji Chōchoku

Los diplomáticos y su comitiva llegaron a Tokyo el 3 de septiembre de 1872 y fueron recibidos por el Emperador el 14 de ese mes. Meiji les entrega un reconocimiento para el Rey Shō Tai como señor feudal (Han-o) de Ryūkyū, islas hasta ese momento en poder de la familia Shimazu y a partir de ahora, miembro reconocido como clan dependiente directamente del Emperador. La trampa estaba tendida.

Sentados de izquierda a derecha: Ginowan Ueekata Chōho, Ie Oji Chōchoku, Kyan Chofu Peichin

En 1875, el gobierno de Meiji proclama el “Ryūkyū Shōbun” (琉球処分) que incorpora definitivamente a Ryūkyū al territorio japonés. Para esto envía a Michiyuki Matsuda (1839-1882, 松田道之) y otros oficiales de disposición a Ryūkyū con la orden de “romper todas las relaciones con la dinastía Qing” de China.

Michiyuki Matsuda, Gobernador de la Prefectura de Shiga entre 1871 y 1875 y de Tokyo entre 1879 y 1882

El intento del Reino de Ryūkyū por mantener relaciones con la dinastía Qing fue totalmente desoído, y entonces China prohíbe todo ingreso de uchinanchus al puerto de Fukien por considerarlos posibles espías japoneses. Solo lo enviados especiales con autorización sellada por Shō Tai, podían amarrar en los puertos chinos del Sur y sólo por muy poco tiempo.

Entre 1875 y 1882, todo uchinanchu en China sin sus documentos migratorios en orden y una razón expresa para estar allí, fueron repatriados a Okinawa por la fuerza.

Los constantes reclamos de Ryūkyū ante el Emperador del Japón hicieron que este comprendiera lo difícil que sería deshacerse de Ryūkyū por persuasión, y envió a sus fuerzas armadas a arrestar al Rey Shō Tai, ahora devenido a señor feudal.

Sho Tai

El 11 de marzo, en la primavera de 1879, los soldados requisaron el castillo de Shuri y notificaron al Príncipe heredero que: “el clan feudal de Ryūkyū sería abolido y se establecería la Prefectura de Okinawa”.

En Tokyo, al rey Shō Tai (尚泰), le dan el título de marqués (侯爵, Kōshaku), y nunca vuelve a Okinawa.

Así terminan 500 años de historia y el reinado de la segunda dinastía Shō, en Okinawa.

Lic. Pablo Eduardo Scurzi

Bibliografía

Kerr George H.; Okinawa, The History of an Island People, edición revisada, Tuttle publishing, 2000

Quast Andreas; Ryukyu Bugei Blog: https://ryukyu-bugei.com/?p=1549

琉球から沖縄へ~近代日本と沖縄 (De Ryukyu a Okinawa – Japón moderno y Okinawa): http://s-yoshida7.my.coocan.jp/sub32.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.